jueves, 12 de abril de 2018

Lavertezzo y Ascona

Lavertezzo sale siempre en cualquier lista de pueblos suizos con encanto, lo que no es de extrañar. Se encuentra cerca de Locarno, en el cantón de Tesino, muy al sur de Suiza, y hacía mucho tiempo que quería visitarlo. La oportunidad surgió a mediados de septiembre del año pasado, y aunque el día estuvo muy cubierto de nubes, lo cierto es que lo pasamos estupendamente.




Apenas cuenta con poco más de un millar de habitantes, pero su historia se remonta a la Edad Media, siendo mencionado por primera vez en 1327. Durante siglos, los habitantes del valle de Verzasca pasaban aquí los meses de verano, emigrando con la llegada del frío junto con su ganado.



La iglesia parroquial fue construida en el siglo XVII, al igual que el puente, de doble arco, que algunos toman por medieval. De hecho, está reconstruido, ya que el original fue dañado por unas inundaciones.



Las aguas del río Verzasca bajan bastante fresquitas, pero en verano el sitio se llena de bañistas, por lo que es mejor ir en otro momento si, como es mi caso, sois alérgicos a las aglomeraciones.




El color turquesa, especialmente cuando le da el sol, es precioso, pero nosotros hubimos de conformarnos con su transparencia. Las rocas junto al río están muy erosionadas y se convierten en la tumbona perfecta para descansar.



No muy lejos encontramos la presa Diga della Verzasca, que aparece en la película Golden Eye, de la serie James Bond. Los más valientes pueden hacer allí bungee jumping, saltando los 220 metros de altura que tiene, pero nosotros preferimos seguir camino hasta Ascona.



Aunque los alrededores del lago estaban un poco desangelados, seguro que cuando hace buen tiempo el lugar se llena de turistas. Las terrazas tenían buena pinta y los coches eran potentes y caros.





Visitamos un par de iglesias, la de San Pedro y San Pablo,



y Santa Maria della Misericordia. Es una lástima que un lugar tan bonito como éste nos pille tan lejos de la suiza alemana en la que vivimos.





Fuentes: Wikipedia y elaboración propia.

14 comentarios:

Giga dijo...

La primera foto muestra el encanto de este lugar. Está muy bien ubicado y tiene magníficos edificios de piedra. El puente me encantó. También admiro a los constructores de tammy. Viajé mucho en Suiza, pero no estaba en este lugar. Saludos

Nélida G.A. dijo...

¡Qué bonito lugar! Me encanta, parece un viaje en el tiempo a la Edad Media. Lo han conservado muy bien.
Las fotos son muy bonitas y sugerentes, dan ganas de ir y hasta quedarse allí, pero no solo en época estival como hacían en antaño la gente del Valle Verzasca, sino en cualquier momento.
Me gustó mucho la foto número 5, me quedo pensando cómo será por dentro y qué sensaciones regalaría al que se hospede, si se habilitara de nuevo.
El puente es muy bonito, con esa forma también arqueada al paso del viandante.
Y las fotos del río preciosas! Sí que parecen tumbonas esas rocas paralelas al curso del agua.
Las iglesias. Y el interior de Santa María della Misericordia, me gustó mucho.
Es pequeño, como apuntas, pero sin duda merece la pena conocer este rinconcito que nos traes. Gracias por compartir!!
Un beso.
P.D: Yo también tengo cierta aversión a las aglomeraciones pero sobre todo al bugee jumping, esa parte me la salto y nunca mejor dicho :-)

Mari-Pi-R dijo...

Fabuloso!!, aunque siempre hay esta atmósfera de tristeza, pero las primeras tomas me han encantado.
Un abrazo.

Ambar dijo...

El sitio es muy hermoso, las rocas, el agua tan transparente y las edificaciones del pueblo.
Un abrazo

Tawaki dijo...

Giga, seguro que lo pasaste bien en tus visitas a Suiza, a mí me parece un país estupendo, con lugares maravillosos.

Nélida G.A., si te la vas a saltar que sea con una buena cuerda, ja,ja. La altura impresiona un montón. El sitio es muy pequeño, porque además está repartido a lo largo del valle, pero es imperdible. Lo que no tengo tan claro es lo de vivir allí en invierno. Debe hacer bastante fresquito y no había bares abiertos...

Mari-Pi-R, la luz era muy tenue porque estaba nublado, pero ese color de agua lo resiste todo y da gusto verla. El pueblo es mínimo, apenas un pequeño grupo de casas, pero tiene mucho encanto. Suiza está llena de sitios así.

Ámbar, no en vano tiene mucha fama. Como está lejos tardé mucho tiempo en ir, pero desde luego mereció mucho la pena. Ojalá pueda ir en verano, para darme un baño.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

unjubilado dijo...

Bonitas fotos, las primeras tienen bastante similitud con los paisajes de la parte alta del Pirineo.

nélida dijo...

Un paseo muy bello y las fotos no se quedan atrás.
Cuando regresen por más, por favor avisá que pongan el coche a resguardo, que me demoro en llegar. :)

Senior Citizen dijo...

¿Y de que viven estos pueblos? Porque turismo solo tendrán en verano. De todas formas, es precioso.

RosaMaría dijo...

Hermosas fotos, reflejan muy bien la belleza del lugar. Un paseo precioso gracias por compartir tus experiencias y tu emoción con nosotros. Beso.

ñOCO Le bOLO dijo...

·.
Una espléndida colección de fotografías, cada cual a mejor.
Los pueblos parecen encantadores. Esos rincones del ríos, fantásticos, con excelentes encuadres.
El singular puente, pues eso, muy singular. Nunca había visto nada igual.
El coche... ¡como el mío! :)

Un abrazo Javier

La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado

RosaMaría dijo...

Vuelvo a mirarlas, la foto 14 me parece estupenda, una perfecta división que desconcierta. Todas preciosas.

Tawaki dijo...

Un jubilado, es que Suiza recuerda un poco al norte de España, y esa zona en concreto a los Pirineos. Ambos paisajes se formaron de la misma manera.

Nélida, espero que me des una vuelta; nunca subí en uno así.

Senior Citizen, la población es escasa y hay un poco de todo, ganadería, pero también hoteles y restaurantes. Otros marchan a ciudades cercanas, más grandes y con mayores posibilidades de encontrar trabajo. La vida entre semana es tranquila, pero en verano se llena de turistas. Durante el resto del año siempre hay alguien que se acerca por allí.

Rosa María, tuve que recortarla y enderezarla, porque está sacada desde un coche en movimiento, así que aproveché para darle el efecto que aprecias. Fue una excursión preciosa y lo pasamos estupendamente.

ñOCO Le bOLO, pensé que tu coche era de otro color ;)) Me gustaría volver un día con sol, para ver las diferencias y porque el sitio tiene que ganar mucho con unos grados más, aunque, por contra, estará lleno de turistas...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

RosaMaría dijo...

La fotografía es lo tuyo, incluído el efecto y arreglos. Yo también lo pasé estupendamente sin moverme de la silla... Gracias.

Tawaki dijo...

Rosa María, se hace lo que se puede, siguiendo los consejos de los amigos que saben más sobre eso de hacer fotos... Gracias a ti.